Cuando una herencia queda desierta

qué pasa cuando no hay herederosLas herencias no siempre son reclamadas. Bien por no tener testamento, no haber familia directa (legalmente, hasta cuatro grados de consanguinidad), o por no poder hacer frente al impuesto de sucesiones, hay veces que la herencia queda desierta. ¿Sabéis qué ocurre en estos casos?

La respuesta es sencilla: se los queda el Estado, a través de la Dirección General de Patrimonio, o la comunidad autónoma en caso de País Vasco, Galicia, Navarra, Aragón y Cataluña. Pero esto no resuelve nada. ¿Qué pasa con esos pisos? ¿Se quedan vacíos? ¿Se reutilizan como viviendas sociales? ¿Pasan al Sareb? Pues ninguno de estos supuestos. En caso de que la herencia queda desierta, la administración pública tiene la obligación de subastar los bienes que quedan sin dueño, y eso incluye los pisos, casas, terrenos, y propiedades.

La ley que regula las viviendas “intestadas” (las que no cuentan con testamento), estipula que las administraciones no pueden quedarse con ellas, por lo que deben liquidar los bienes. Asimismo, los beneficios que se obtengan de esta venta deberán distribuirse en instituciones de carácter social o cultural, al igual que el dinero de las cuentas que también quedan sin heredero.

Aparece un heredero

¿Qué ocurre sin unos bienes no tienen heredero según la administración, o no los encuentra, pero aparecen a posteriori? Aquí es donde se complica bastante el tema. Si se confirma que sí hay familiares después de haberse realizado la subasta de los bienes, la Administración debe compensar a los herederos legítimos, aunque el importe de dicha compensación no suele ser más de un 10 por ciento.

Para evitar este tipo de problemas, desde Inmobiliaria Mejías recomendamos que los propietarios que se informen convenientemente y realicen un testamento. A nadie le gusta pensar en lo que puede pasar en el futuro de manera negativa, pero es mejor estar preparado y dejarlo todo bien claro a que todo el trabajo y esfuerzo de una vida desaparezca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *